Guía para la selección de Fosas Sépticas

Introducción:

La Norma Oficial Mexicana NOM-006-CNA-1997 recomienda los volúmenes mínimos de trabajo para un determinado número de usuarios, como se muestra en al Tabla 1:

Tabla 1

Capacidad nominal

Capacidad de trabajo (m3)

(No. de usuarios)

medio rural

medio urbano

hasta 5

0,60

1,05

6 a 10

1,15

2,10

11 a 15

1,75

3,10

16 a 20

2,30

4,15

21 a 30

3,50

6,25

31 a 40

4,65

8,30

41 a 50

5,80

10,40

51 a 60

6,95

12,45

61 a 80

9,25

16,60

81 a 100

11,55

20,75

 

Paso 1: Dimensionamiento del sistema.

¿De qué tamaño debe ser mi fosa?

Las fosas sépticas son elementos de pretratamiento de aguas residuales domésticas. Funcionan mediante la acción de microorganismos que degradan la materia orgánica del agua, su principal contaminante. Para permitir la máxima remoción de contaminantes es necesario dar oportunidad a los microorganismos de hacer su trabajo. Para ello, el tiempo que permanece el agua dentro de la fosa es primordial. (tiempo de retención hidráulica o TRH) Si el agua pasa menos de 24 horas dentro de la fosa, la cantidad de contaminantes que se remueve es menor y por lo tanto la calidad del agua que sale de la fosa es menor también. La Comisión Nacional del Agua de México -CNA- recomienda un TRH aproximado de 1 día, mientras que diferentes autores recomiendan tres y hasta cinco días.

Si determinamos nuestro TRH entre 1 y 3 días y además sabemos cual es el volumen de agua residual que generamos al día, entonces podemos saber el volumen de trabajo de la fosa mediante una simple multiplicación:

tiempo de retención hidráulica  X volumen diario de agua residual = volumen de trabajo

 T X Vr = Vt

Donde:

T= Tiempo de retención hidráulica

Vr= Volumen diario de agua residual

Vt= Volumen de trabajo de la fosa.

 

Por ejemplo, para una descarga diaria de 900 litros y un tiempo de retención de 1 día, el volumen de trabajo mínimo sería de 900 litros:

1 X 900 = 900 litros

Para un tiempo de retención de 3 días:

3 X 900 = 2,700 litros

¿No es muy grande una fosa así?

No. Una fosa grande asegura una remoción adecuada de contaminantes y alarga el tiempo entre cada mantenimiento para extraer los lodos acumulados, ahorrando dinero.

Volúmenes disponibles.

No siempre se cuenta con fosas prefabricadas del volumen exacto que se calculó. La recomendación es que se elija la más aproximada ajustando hacia “arriba” cuando se calculó el volumen mínimo.

En el primer ejemplo el resultado fue de 900 litros, sin embargo CUIDATUMUNDO ofrece fosas de 600 y 1,200 litros, aquí deberá elegirse la fosa de 1,200 litros.

Cuando se calcula el volumen con tiempos de retención mayores a 1, es posible ajustar hacia “abajo”, siempre y cuando el ajuste no signifique un TRH de menos de 1.

¿Cómo sé cual es el volumen de aguas residuales que descargo?

El consumo de agua de cada persona es muy variable. La CNA calcula sobre 120 litros por persona en medio rural y  210 en medio urbano, aunque en ciudades como la de México pueden haber consumos promedio de 50 a 500 litros por persona, dependiendo del barrio donde se ubique.

Las familias que cuentan con medidor de agua, pueden simplemente dividir el consumo señalado entre 60 para saber el consumo diario. Si esto no es posible, o no es confiable, calcúlese un mínimo de 210 litros por persona si la descarga hacia la fosa viene del drenaje general de la casa.

En proyectos nuevos, algunos arquitectos ya están derivando el agua de las regaderas hacia tanques para emplear esta agua en el riego de jardines. Esto ayuda a reducir el consumo total de agua y, por lo tanto el volumen de trabajo de la fosa séptica.

Eventos especiales.

Un dato a considerar es el consumo adicional (consumo pico) de agua que se puede dar cuando tenemos visitas, por ejemplo en una fiesta. Algunos autores recomiendan aumentar el volumen de trabajo de la fosa en un factor de 1.5, es decir hasta en un 50% adicional. Si no se considera el consumo pico, es posible que después de una fiesta, los componentes periféricos de la fosa generen malos olores, que haya obstrucciones en las tuberías de descarga y, con seguridad, el agua descargada durante el evento será más contaminante.

Esto modifica la fórmula así:

T X Vr X Fp = Vt

Donde:

T= Tiempo de retención hidráulica

Vr= Volumen diario de agua residual

Vt= Volumen de trabajo de la fosa.

Fp= Factor de descarga pico.

Volviendo al ejemplo inicial, se tendría:

1 X 900 X 1.5 = 1,450 litros de volumen de trabajo

ó

3 X 900 X 1.5 = 4,050 litros de volumen de trabajo

El factor pico puede fijarse entre 1.5 y 1.1 o eliminarse, dependiendo de los hábitos sociales de la familia.

 

Paso 2: Determinación de elementos periféricos de la fosa.

Se deben instalar algunos componentes antes y después de la fosa para asegurar un buen funcionamiento de ésta y una mejor calidad del agua que se regresa al ambiente.

Antes de la fosa.

Se recomienda la instalación de trampa de grasas a la salida de la tarja de la cocina para impedir que la grasa se vaya depositando en las tuberías y que además forme un sello en la primer cámara de la fosa.

Las demás descargas de la casa se dirigen a directamente al registro previo a la fosa.

CUIDATUMUNDO ofrece una variedad de modelos de trampas de grasa.

Una recomendación muy encarecida: no instalar triturador de residuos en la tarja, ya que éstos son de muy lenta degradación y generan exceso de lodos que tienen que ser removidos con frecuencia de la trampa de grasas.

Registro previo.

Luego de la trampa de grasas y justo antes de la fosa, se construye un registro de entrada estándar de 40 por 60 con tapa ciega, el cual debe contar con una rejilla de 5 cm  de claro. Esta rejilla retiene objetos grandes que pudieran ser arrojados a los WC.

Después de la fosa.

El agua que sale de la fosa séptica (efluente) contiene entre 60 y 70% menos materia orgánica de la que entró (influente), sin embargo todavía es necesario reducir esta carga contaminante. Para ello se emplean campos de oxidación.

Una descripción completa del diseño y construcción de un campo de oxidación se encuentra en el anexo informativo de la norma 006 que regula la construcción de fosas sépticas prefabricadas. Bajar norma.

Paso 3: “Sembrado” de los elementos.

Una vez determinado el tipo de elementos que lleva el sistema de tratamiento, debe determinarse su ubicación en el terreno (“sembrado”). Para esto se requiere conocer los niveles de las descargas de la casa, el desnivel de entrada y salida de la fosa, y el trayecto al campo de oxidación para conocer el nivel final de descarga .

Paso 4: Instalación

La fosa en sí únicamente requiere de enterrarse de manera que pueda recibir las descargas de aguas residuales por gravedad. Para esto se hace una trinchera del tamaño de la fosa, se consolida el fondo apisonando, o con una plantilla de concreto simple y luego se aplica una capa de 15 a 20 cm de arena, el relleno de los laterales con tierra se realiza apisonando a cada 50 cm de profundidad y agregando agua a la fosa al mismo tiempo que se rellena con tierra por fuera.

La fosa resiste de 50 a 100 cm de tierra encima, siempre y cuando no haya paso de vehículos.

En caso de instalaciones donde los registros de mantenimiento quedan expuestos y existe la posibilidad de tránsito de niños pequeños, se recomienda la instalación de una rejilla metálica atornillada a la boca de los registros.

Paso 5: Operación

Una fosa bien instalada dará servicio por muchos años. El material que se emplea en su construcción (resina poliéster isoftálica y fibra de vidrio) permite prever una vida de al menos 50 años, sin embargo es necesario asegurar ciertos cuidados mínimos:

Revisar el nivel de lodos cada año. Retirarlos si éstos suben más de 40 cm.

Al retirar los lodos, nunca deben extraerse por completo. Debe dejarse una capa de unos 10 a 15 cm porque ahí se encuentran los microorganismos que continuarán con el trabajo de remoción de contaminantes. La extracción de lodos se puede hacer manualmente o mediante al contratación de una empresa especializada en estos servicios (en Cuidatumundo ofrecemos este servicio Clic para ver más).


 Fosas “bioenzimáticas”

A menudo nos solicitan fosas bioenzimáticas. La realidad es que todas las fosas sépticas son “bioenzimáticas” ya que las bacterias producen enzimas para desdoblar o romper los contaminantes (proteínas, azúcares, etc) En otras palabras: no existen fosas bioenzimáticas y no bioenzimáticas, todas funcionan igual.

Uso de bacterias agregadas.

Una fosa bien dimensionada y operada correctamente no necesita bacterias adicionales, éstas sólo se recomiendan en casos donde por alguna razón se ha abusado del sistema, o bien al inicio de operación para acelerar el establecimiento de la colonia de bacterias.

Regresar a fosas